PlátiKs d +

SepamSun, 06 Sep 2009 00:12:19 +00002482009 19, 2008

¿Qué Pasó?

Filed under: Uncategorized — mausot84 @ 18:36

¿Qué pasó?

Se derrumbó de golpe el espejismo entorno al “proceso” de Kenton… Una selección que nunca convenció pareció disimular bien con sólidos triunfos un bajo nivel futbolístico que siempre estuvo presente, por más que la prensa y el empujón motivacional nos obligaran a tirar la casa por la ventana, creyendo que éramos los mejores del Área. A pesar de que estoy escribiendo esto pocos minutos después de que México nos propinará la derrota más dolorosa que haya presenciado en eliminatorias mundialistas, Costa Rica podrá salir del atolladero actual de forma inteligente, esto es buscando la forma racional de solucionar sus problemas sin dejar por ello la meta de ir al mundial. Para ello, vayamos por partes…

El “Proceso”:  No hubo mayor “proceso” con Kenton. Quizás el jugador que más se consolidó bajo su era fue Celso Borges pero su bajo rendimiento en  los peores partidos de la selección, que justamente fueron los últimos dos contra Honduras y México, termina por convencer que Kenton no nos está dejando ningún legado en cuanto materia prima futbolística ni en cuanto a resultados.

El Entrenador: La labor de Kenton ha sido sumamente mala al punto que deja bien parado al proceso de poco brillo de su antecesor  Medford. Recordemos que con Medford la selección ganó un título de la  UNCAF que Kenton perdió, a como perdió cualquier otro título al que haya aspirado (Copa de Oro, Primer Puesto de la Hexagonal). Pero lo más malo de Kenton no es que no diera los resultados, porque recordemos que muchas veces los resultados dependen de variables fuera del control de un estratega, sino que no hiciera lo que estuviera a su alcance para alcanzarlos y esto en gran parte se dio debido a su falta de racionalidad. A continuación los puntos más irracionales de Kenton:

1.       Una aversión casi enfermiza hacia Carlos Hernández. No estoy entrando a discutir la conveniencia futbolística o no de que Carlos Hernández formara parte del plantel sino el harto irrespeto mostrado hacia él. Recordemos  las ácidas respuestas del estratega a las preguntas de los periodistas que le criticaban que lo hubiera puesto tan tarde ante El Salvador (donde Carlos Hernández asistió el único gol por Walter Centeno)  donde no faltaron adjetivos despectivos hacia nuestro representante en Australia como la desafortunada salida de que nuestro volante estaba gordo. Sí, dijo abiertamente a todos los medios de comunicación que uno de los representantes del fútbol tico en el exterior estaba gordo. Y ojo que lo volvió a repetir para el partido contra México, ¿enfermizo no?

2.       El mal manejo del Tuma Martínez: Si convocas a un jugador con la historia de dolencias del Tuma Martínez  lo más racional es actuar conforme a ello. Es decir, si sabes que es un jugador que se viene recuperando de una difícil lesión convocarlo lleva implícito un riesgo, donde lo lógico es esperar que no vaya a estar al 100% a menos de que creas en la magia. Pero el caso del Tuma Martínez fue totalmente al revés. Se le convoca pensando que estaba bien pero finalmente resulta que estaba lesionado y se van dando tumbos en contra del jugador al punto de poner en duda su integridad moral al decir de que había fingido estar bien para, ¡oh ventura!, viajar a Costa Rica. ¡Cuando precisamente el jugador  estaba arriesgando su tan ansiado retorno a las canchas para jugar por Costa Rica! Claramente, esto no se le puede achacar enteramente a Kenton porque hubo mano criminal de la Federación pero de ser así sería todavía más preocupante la incapacidad de Kenton de gestionar su equipo de trabajo y el ambiente en el cual está inmerso y para lo cual se le paga.

3.       El tercer punto más irracional de Kenton es que su forma de convocar a los jugadores responde más a caprichos que al  proceso racional que uno esperaría de un entrenador.  El ejemplo más notorio es lo inconsistente que fue con Andy Herron. Lo convoca con una majedería casi absurda cuando el país estaba convencido de que Herron no estaba en un buen momento y, de repente,….hmmm…… lo deja de convocar….

Hasta ahora habíamos tocado aspectos meramente gerenciales que saltan a la vista a cualquier persona sin importar su conocimiento de fútbol porque son bastante objetivos. Ahora quisiera tocar un aspecto futbolístico tratando de mantener  la misma objetividad. Las facetas que debe llevar a cabo un Director Técnico son tan variadas como difíciles, eso sí hay que reconocerlo. Pasan desde ser el principal líder emocional de un equipo humano a otras facetas un poco más cerebrales como las de implementar las tácticas que mejor se ajusten a sus recursos y las características del rival. En este caso Kenton ha mostrado tener más de una deficiencia en más de un partido pero que no considero conviniente enumerar en su totalidad sino enfocarme en aquellas más irrefutables, para demostrar de forma contundente su imcompetencia. Para ello, traigo a colación el partido de visita ante Honduras. Dadas las características del rival (que son por todos  fácilmente identificables)  Honduras posee dos particularidades  muy relevantes de tomar en cuenta: le gusta jugar a contragolpe y tiene jugadores muy rápidos y efectivos para hacerlo. Si uno va a jugar de visita la norma es ajustar la propia táctica al equipo casa. Dado que Costa Rica, por su parte, se caracteriza por  retener el balón y marcar  flojamente, lo racional y fácilmente esperable es que el equipo reduzca los espacios entre las líneas y que salga con un jugador que sea contención neto. ¿Qué hizo Kenton? Salió sin contención y con el equipo desperdigado por la cancha. Los cuatros goles de Honduras no son tan casuales como parecen.

Pudiera seguir hondando en los yerros de Kenton pero contradeciría el propósito de este escrito, que es buscar precisamente una salida racional a la crítica situación de la selección nacional.

Primero, para ello debemos identificar claramente la situación de Costa Rica de cara a la clasificación al mundial.  A pesar de lo que parece, Costa Rica sí tiene posibilidades de clasificarse. Para ello basta que gane el partido de visita ante El Salvador y de casa ante Trinidad y Tobago, que si bien son puntos difíciles de ganar  tampoco son imposibles. Dado que son países sobre los que Costa Rica tiene claro dominio futbolístico, no solo a lo largo de esta eliminatoria sino a través de la historia (y aquí entran de nuevo las características principales de juego de estos dos conjuntos, El Salvador es como una mala copia de nuestra forma de jugar fútbol, es decir, con buena posición del balón pero con mayores problemas en la definición y el equipo trinitario se caracteriza por un fútbol un poco más de choque que se complica ante la movilidad del conjunto patrio)  por lo que la posibilidad de ganar estos puntos depende más de nosotros que de los rivales. Pero para ello debemos corregir nuestros yerros, sin prisa, pero con efectividad. Subrayo el “sin prisa” ya que  este es el punto principal de este escrito, es decir, aquí entra  lo más racional  que he podido deliberar a pesar de que pueda ser totalmente controversial.

·         Tenemos que ser valientes  pero, ante todo, racionales para poder  aspirar a un proceso verdadero, que bien puede ser incompatible con mantener el respirador artificial del proceso actual. Creo que la incompetencia de Kenton no solo como estratega sino en cuanto a carencia de  inteligencia emocional para manejar un equipo humano, que es todavía más preocupante, lo deja por entero descalificado para continuar. A pesar de que no se podrá quitar antes del partido ante El Salvador ya que lo tenemos encima, no tiene ningún sentido dejarlo terminar  la eliminatoria actual, máxime que en los últimos dos partidos la selección ha demostrado estar en caída libre y el ya notorio nerviosismo de Kenton podrían ser más perjudiciales que el daño de cambiar el técnico. Las expectativas  son un factor que pasamos por alto muchas veces a pesar de que guían nuestro accionar  la mayoría de veces, por lo que solo el hecho de saber  que el estratega no va a continuar podría servir a que los jugadores pongan la barba en remojo de una forma más efectiva que quitar al entrenador antes del partido ante El Salvador. Además,  la inferioridad futbolística de El Salvador y al estar estos prácticamente eliminados  son elementos que pueden jugar a favor de Kenton que estaría desesperado por mantener su puesto (y no la tiene tampoco tan difícil si él mismo ya triunfó en tierras cuscatlecas). Para los últimos partidos, el de Trinidad Tobago en casa y Estados Unidos las razones para mantener a Kenton ya se habrán desvanecido y cobrarían legitima fuerza la discusión sobre su sucesor. Existen muchas variables que desconocemos, como el presupuesto real con que contaría la Federación para traer un fuera de serie del exterior pero aquí es donde entra el segundo objetivo de este artículo y es afirmar con racionalidad que la notoriedad de un entrenador no es clave del éxito. Para ello, no podemos encontrar mejor ejemplo que el mismo Kenton, quien siendo un pésimo líder humano de su grupo y con un pésimo diseño estratégico de sus partidos estuvo a punto de clasificar a la selección (recuerden que los fallos de Kenton se dieron hasta en los partidos en que ganamos gracias, sobretodo a individualidades y cosas tan variadas como el apoyo de la afición y la presión que esta2535952_0 ejerce sobre los rivales). Por lo tanto, y partiendo del supuesto que la Federación no cuenta con presupuesto para nombrar a un técnico del exterior, otros factores como el poco tiempo que tenemos antes de los últimos dos partidos de la hexagonal cobran mayor peso (sin olvidar, claramente, el objetivo no menos importante de hacer un verdadero proceso). Y aquí es donde entra el tercer elemento racional de este escrito, que sé que podrá sonar controversial de la misma forma que sonaron los anteriores pero que no lo es tanto después de analizarlo con profundidad. El técnico natural para dirigir a la selección en estos últimos dos partidos es Jeustin Campos, ya que es el único que satisface  los siguientes elementos indispensables con que debería cumplir el sucesor de Kenton:

·         Es de esperar que se ajustaría a un presupuesto que se supone reducido de la Federación.

·         Ser del medio, conoce no solo a los jugadores de Costa Rica al dirigir a Saprissa sino que conoce también a los judadores de la Concacaf al haberse enfrentado una gran cantidad de veces con los clubes del área.

·         Ha demostrado tener éxito nacional e internacional mente con un presupuesto y plantilla muy límitada como la que  maneja Saprissa si bien de forma consistente y amplia que no tiene comparación en el medio

Un cuarto punto de interés de este artículo es que propongo que se le nombre interinamente para dirigir estos dos partidos. Algo parecido al nombramiento que tuvo Guimaraes para la muerte súbita contra Guatemala en la primera fase de la eliminatoria para el mundial 2002. Me parece que hasta se podría nombrar  aceptando condicionamientos como que no deje su puesto actual pero dándole suficientes incentivos para que lo llevan a realizar  un buen trabajo que puede  ser compensado después de la eliminatoria con un contrato más digno, es decir con mejores condiciones  en cuanto remuneración y plazo y, por qué no, ¿con el mundial de Sudáfrica incluído?

No quiero que este artículo sea impositivo, es decir, que se imponga a rajatabla sino que sea un eslabón que permita construir una discusión más racional y pragmática en torno a nuestra amada y doliente selección nacional, así que mucho le agradecería que lo haga circular o que me perdone la imprudencia,

Atentamente,

Mauricio A. Soto R. Cédula: 3-0400-0708.

SeppmThu, 03 Sep 2009 21:51:09 +00002452009 19, 2008

El Infinito

Filed under: Uncategorized — mausot84 @ 18:36

Estaba acostado,  antes de dormirme.

Me dí cuenta que la cama estaba en el cuarto y el cuarto en la casa. La  casa estaba en la ciudad y la ciudad en el mundo. Pero ese mundo se resbalaba en una baba de ballena, ballena que nadaba en la pecera de la sala de partos del hospital de microbios que habitaban en la suela de un zapato que tenía puesto la garrapata que bailaba entre los pelos de un perro que corría por las praderas de un mundo que dejó de existir en cuanto concilie el sueño. Y justo entonces estuve apunto de comprender la noción del infinito.

JulpmSun, 19 Jul 2009 21:17:38 +00001992009 19, 2008

Mejores gobernates, mejor pais

Filed under: Uncategorized — mausot84 @ 18:36

Uno de los miedos que frecuentemente ponen en vilo a los intelectuales es que su acercamiento a la verdad sea tautológico, esto es, redundante. Por ejemplo, si a mí gustaría tomar como verdad la máxima que mejores gobernantes generan mejores pueblos, rápidamente caigo en duda si esto se debe a que mejores pueblos tienen, por lo general, mejores gobernantes y el sentido de la causalidad se indefine.
Por ejemplo, Costa Rica era muy parecida a Honduras hasta bien entrado el siglo XX. No fue hasta las reformas sociales de los años cuarenta cuando se dio una clara divergencia en sus patrones de desarrollo económico. Tal fue el impacto que tuvieron las reformas sociales (esencialmente, las reformas dieron luz, con la Caja Costarricense del Seguro Social y la Universidad de Costa Rica, a un pueblo sano y educado) que siguen generando rédito siete décadas después y permiten “sobrevivir” a otros rezagos importantes del país, como en lo que respecta a infraestructura.
Esas grandes reformas sociales no hubieran sido posibles sin la figura de Calderón Guardia por lo hace valer la analogía de que los frutos del mañana los cosechamos con los líderes de hoy.
Como conclusión al margen epistemológico, va a contrapelo del sentido común negar la importancia de los gobernantes; ese “primer” ciudadano que para bien o para mal lleva en primera fila las riendas de los países deberá ser el primer facilitador al progreso de un país.

EnepmMon, 26 Jan 2009 14:46:28 +0000252009 19, 2008

La niña que era risueña toda ella

Filed under: Uncategorized — mausot84 @ 18:36

La niña que era risueña toda ella.

Dedicado a Oscar Wilde.

Paseaba la niña por las calles, era risueña toda ella. Estaba feliz porque el calor del sol venía a ser refrescado por ocasionales ráfagas de brisa. Así que caminaba por las calles, era risueña toda ella.

No paró de caminar hasta que encontró con quién jugar. Era niña como ella, pero su mirada era un poco triste y fugitiva. La otra niña no atendió preguntas sobre su infancia o del por qué de sus aflicciones. Sin embargo, en el juego se entendían de maravilla y quedaron de jugar al día siguiente y lo mismo acordaron para el día después hasta que pasaron muchos días.

El tiempo pasó hasta que la risa de la niña que era risueña toda ella no se distinguía de la que tenía la otra niña que era solo tristeza. Quizá eran una y la otra al mismo tiempo.

Regresaba de sus juegos diarios la niña que era risueña toda ella cuando encontró una carta de su mamá que decía: “Querida hija: Te quiero demasiado. He tenido que salir en busca de mí hija perdida, por eso es que paso triste un día de cada dos. Tu eres la razón de mí felicidad, pero debo encontrar a la razón de mí tristeza. Niña amada, no te preocupes que estarás en buenas manos”.

A la niña que era risueña toda ella se le borró la sonrisa de su cara de ángel y no pudo hacer otra cosa que esperar a que fuera nuevamente la hora de los juegos del día siguiente. Sin embargo, ese día la otra niña que era solo tristeza no se presentó a jugar ni lo hizo al día siguiente ni el día después hasta que pasó mucho tiempo. La niña que era risueña toda ella nunca más supo de la otra niña, de su madre ni de su propia risa.

Solo tuve fuerzas para hacer algo más en su vida y fue escribir esto “Si no rehúyes tu destino podrás encontrar la felicidad antes de que empieces a buscarla”.

EnepmTue, 20 Jan 2009 13:27:05 +0000192009 19, 2008

Filed under: Uncategorized — mausot84 @ 18:36

Hurgando en las personalidades del 2010

Tal vez sean muchos los que han tenido la oportunidad de escuchar, no sin ciertos aires de superioridad de quien así se exprese, que los costarricenses no son muy críticos ni objetivos a la hora de elegir a sus gobernantes ya que, por ejemplo, no leen los planes de gobierno antes de escoger a su candidato de predilecto.

No obstante, aquí hay mucha mentira envuelta que se debe poner al descubierto.freud_horvath

Primero, no se puede leer un plan de gobierno para discernir entre candidatos. No lo creo por el simple hecho que existe ya mucho consentimiento en cuáles son los principales males que aquejan a nuestro país (o al menos ya están condensados en nuestro imaginario colectivo). ¿Cuál candidato presidencial no va a clamar por incrementar el empleo y lo salarios reales de los costarricenses?; ¿quién no va a querer reducir la inflación a un dígito?; ¿quién no proclamará ser el abanderado de la justicia social además de limpiar las calles de nuestra creciente delincuplan_nacional_costaricaencia?

Segundo, los planes de gobierno carecen de trascendencia al haber una dificultad técnica para que se diga cómo se va a lograr lo prometido. Esta dificultad obedece primeramente a la ignorancia llana de los candidatos presidenciales sobre el teje y maneje de la presidencia, ¿cómo lo van a saber si nunca antes han ejercido el cargo –con la excepción del presidente ora en ejercicio y la posible candidatura de otro ex presidente? Entonces, lo que saben no dista en mucho de lo que cualquier persona podría saber o, en el peor de los casos, disfrazan su ignorancia con discursos procesados que vagan por el limbo, lugares comunes o simples refranes (técnica muy utilizada por dos de nuestros últimos 4 presidentes). Otra dificultad técnica es que sí raramente logran saber cómo van a implementar sus intenciones con buena dosis de realidad y pragmatismo, el plan de gobierno se volvería tan enormemente complejo que perdería su generalidad por lo que difícilmente podrá replicarse a menos que todos los factores involucrados permanezcan constantes desde el momento de su creación.

Tercero, existe evidentemente un beneficio electoral muy grande de prometer lo imposible en campaña mientras que no hay un incentivo par a cumplir con lo dicho ya una vez en ejercicio –se carecen de políticas de Estado a largo plazo (suprapartidarias) así como la existencia de una cultura de rendición de cuentas muy precoz en el sector público. Tales incentivos hacen mucho por que aparezcan candidatos cada vez más convincentes, demagógicos o con buena retórica pero hacen muy poco para que se cumpla con el plan de gobierno.

Ante estas circunstancias, ¿quién se animará a leer los planes de gobierno de los candidatos presidenciales del 2010? No niego que el rechazo de los costarricenses a leer los planes de gobierno guarde un paralelismo con el no querer leer los contratos legales antes de firmar o no leer la guía de usuarios de los aparatos prefiriendo travesear hasta entender, pero esto solo sería una razón más que se uniría a las anteriores tres para dar pie a entender que el costarricense –sino es que cualquier ciudadano- no va a seguir leyendo los planes de gobierno si las circunstancias no cambian.

Un amigo de la familia que evoco con gran cariño, el Padre Plaza, me dijo una vez, “no tenéis que leer a alguien para entenderlo, tenéis que estudiar ante todo su biografía”. Algo parecido nos dirían los psicoanalistas Freud o Fromm, puesto que en resumidas cuentas en los planes de gobierno solamente serán el resultado voluntario, superficial e intencionado de unos candidatos que desean mucho ser presidentes. Curiosamente, la forma en que miran, su modo de andar y la honestidad con que besan la cabeza de miles de niños nos dirán mucho más sobre su carácter, sobre sus buenas intenciones y sobre su voluntad para llevar a cabo lo prometido que simples palabras puestas en papel con buen uso de retórica.

Debido a que, sin dejar de lamentarlo, la carrera hacia la silla presidencial ya inició, los medios de comunicación, podrían investigar más sobre la biografía de los candidatos presidenciales, sin temor a descender al subjetivo terreno de la psicología pero librándonos de una vez y por todas de objetivos pero estériles mamotretos de papel que nos dicen nada sobre los resultados que arrojará nuestro próximo presidente.

SeppmSun, 21 Sep 2008 18:37:26 +00002642008 19, 2008

El huevo vino primero.

Filed under: Uncategorized — mausot84 @ 18:36
 
Su vida era una oda al esfuerzo. Parecía que dejaba a un lado las vanalidades del presente, porque estas siempre
están en el presente, para concentrarse en lo que en verdad importaba, que casi siempre tendría lugar en el futuro.
Pero todos sabemos que la importancia de algo es siempre relativo, ya que nadie puede decir con certeza que viene antes y que viene después.
Para él siempre estuvo claro, sin embargo, a pesar de lo relativo que era toda la cuestión, qué era lo importante en su vida
y esto lo hacía dueño de su destino, un destino labrado a base de lágrimas y sudor del presente.
Por eso le sorprendía que se discutiera que vino primero, si el huevo o la gallina.
No tenía ninguna duda de que primero vino el huevo.
Y pensaba precisamente en esto segundos antes de cobrar el penalti.
Aquí debemos hacer un parentesis para explicar unos detalles del fútbol. El penalti es la falta máxima
con que se castiga a un equipo y debe ser ejecutado a once pasos de la línea de gol. Solamente el guardameta y el tirador
median en el cobro de un penalti después del pitazo de ejecución. Y se dice que realmente es el tirador quien decide si el balón entra o sale, ya
que si este hace pleno uso de sus facultadades estará en un clara ventaja sobre el guardameta, quien en actitud pasiva tiene que adivinar
la caprichosa ruta de una pelota dentro de su enorme portería.
En el momento de la ejecución él se encontraba iluminado, si el huevo no vino primero será imposible que pueda cobrar existosamente el penalti
porque nunca antes lo había hecho. Es decir, solamente algo que no era gallina tuvo que haber engendrado la primera gallina o sino el nunca podrá
anotar un penalti cuando nunca antes lo había hecho.
Su filosofía tenía lógica pero el primer huevo nunca pensó en ser gallina y él no anotó el penalti.
 

SeppmFri, 19 Sep 2008 20:41:20 +00002622008 19, 2008

Aquí tienen dos cuentos..uno imaginado y el otro vivencial..adivien cual es cual

Filed under: Uncategorized — mausot84 @ 18:36

La bellaza de inframundo

Filed under: Uncategorized — mausot84 @ 18:36
La belleza del inframundo.
 
“Los países pobres son bellos”
 
 
Para él las cosas habían cambiado un poco desde ayer; al menos había cambiado su número de pertenencias.
 Sonreía al poner a calentar sus manos sobre la extinta llama e hizo un recuento mental de lo que poseía.
Siempre habían sido tres. Su vestimenta, como un todo, un amplia alforja y su fiel perro. Su vestimenta la llevaba siempre puesta e incluía
bastantes sacos, camisas y más sacos y camisas que le habían regalado en este caminar que no era otra cosa que su vida o en esta vida
que no era otra cosa que caminar. Para caminar ocupaba zapatos y estos también iban y venian.
La alforja cobraba vida e identidad solamente por las cosas que la llenaban; hoy era un alforja de pan duro, mañana podría ser
una alforja de queso y ayer fue una alforja de gallina y huevo. Pero si acaso estas se comparaban a su tercera pertenencia, y esta era el perro. No solo
le protegia del frío, al mantenerse abrazado a él en los helados crepúsculos, sino que evitaba que le robaran los zapatos y, por lo tanto, ralentizaba ese ir y venir de los mismos.
Pero algo importante había encontrado el día de ayer y decidió protegerlo en su alforja.
Sí, las manos frías no lograban borrarle su bella sonrisa.
Este es un mundo maravilloso.

SeppmWed, 17 Sep 2008 21:29:18 +00002602008 19, 2008

El hombre del Sombrero

Filed under: Uncategorized — mausot84 @ 18:36

Dedicado a la bella región de Pejiballe, Turrialba.
Su caminar tenía cierta elegancia, a pesar de que iba vestido en harapos y con un viejo sombrero de paja de ala ancha.  Pero lo que más llamaba la atención no era su apariencia sino una misteriosa mirada, que no era de estos tiempos.  Había descendido al camino desde una montaña virginal e impenetrablemente verde. Llevaba un saco de gangoche vacío sobre uno de sus hombros para ser llenado con lo que posteriormente serviría para alimentarse él y sus cinco fieles caninos que le guardaban la espalda y vigilaban su paso a distancia.


Nos habíamos desorientado desde hacía media hora y en medio de la desazón no percibimos su presencia hasta que lo tuvimos cerca. Lo llamamos de forma impertinente, como solo aquellos con verdaderas ansias de llegar donde no se ha llegado lo pueden hacer. El hombre se acercó inmutable y nos señaló el camino con una precisión engañosa pero le hicimos caso.
“Eso sí –nos advirtió finalmente- tengan mucho cuidado de una cabeza de agua ya que ha estado lloviendo mucho en la montaña. Y recuerden, a las doce en punto llueve”.
El lugar era paradisiaco. Parecía que el agua fría y cristalina purificaba el alma además de quitar el calor del cuerpo.  Pero la fiesta fue suspendida por un crujir del cielo que anunciaba una tormenta. Cuando la primera gota cayó nadie pareció darse cuenta que las manecillas del reloj marcaban las doce, había que recoger las cosas y a las palabras de un viejo no se le hace mucho caso.
MAS, 15 de setiembre 2008

Sobre esos tres cuentos

Filed under: Uncategorized — mausot84 @ 18:36

Quisiera terciar, y de buena fe, con mí colega columnista, don Walter Coto.

 En su fina reflexión, pone sobre el tapete algunos de los puntos más interesantes de la seguridad ciudadana.

 Sobre el primer cuento me parece que subyace una contradicción o, a lo sumo, una ambigüedad pero, al final, el lector verá que este escritor y yo compartimos la esencia del mensaje. Entremos a detalle:

 Estoy de acuerdo que el colectivo no es otra cosa que la suma de sus partes en el tanto que si no hay seguridad en el plano individual tampoco la habrá en la sociedad. Sin embargo, un costarricense que ha vivido en carne propia la inseguridad de seguro no entenderá a lo que se refiere el autor con “garantizarnos a si mismos, con buenas prácticas y métodos preventivos, nuestra propia seguridad”. Como verá el lector, esto puede contradecir o hacer ambigua la afirmación posterior de que la seguridad “es una función esencial del Estado, que justifica su existencia”.

 Entonces, ¿es un asunto mío o del Estado? Y si es a medias, ¿cómo se reparten las funciones?Muchos costarricenses saben con nombres y apellidos (o por medio de rostros y caras) quienes son los perpetradores del crimen. He escuchado muchas historias sobre barrios donde la gente conoce a la perfección sus criminales y, por su puesto, los tratan de evitar a toda costa. Cuando caen como sus víctimas, solo les queda la resignación como amparo.

 Me imagino que si caen muertos a manos de sus victimarios, estos fueron ineficaces en el uso de las buenas prácticas y métodos preventivos para garantizarse a sí mismos. Pero concordará conmigo el lector al preguntarse, ¿cuáles son estos métodos preventivos? Un método preventivo podría ser unirse con el resto de las víctimas y salir a la calle a asesinar a los criminales.

 Pero seguramente esto no será una buena práctica y, se entrometería en las potestades del Estado -que históricamente ha sido el único en potestad de matar legalmente, aunque en este gracias a Dios esta opción está prohibida. Entonces, sin complicarnos más, un método preventivo y buena práctica sería denunciar con anticipación a los criminales en los juzgados pertinentes. Pero se olvida el autor que la mayoría de crímenes no se denuncian por miedo a las represalias o porque los angurrientos trámites de denuncia generalmente no llevan a nada. Entonces, seguimos sin métodos preventivos y buenas prácticas.

 Otra posibilidad sería tomar clases de defensa personal, portar armar, resguardar nuestras casas. Pero aquí se abren nuevas dificultades. La primera, no todos tienen los recursos financieros para introducir en su vida estos mecanismos de auto-preservación que en muchos casos son bastantes costosos. Y, en segundo lugar pero quizás más importante, el pueblo costarricense efectivamente ha invertido en su propia seguridad en los últimos años mas esto no ha llevado a ¡nada! ya que la inseguridad ha venido aumentado, en lugar de disminuir, mientras que paralelamente se hacían más impenetrables nuestras viviendas, más personas contrataban servicios de seguridad privada y hasta el Estado invertía en más y más policías. Esta disyuntiva, de gastar más en seguridad y obtener menos de ella, se resume en la histórica frase “¿y quién cuida los custodios?”

 Decir que yo como individuo me debo garantizar mi propia seguridad es una falacia por el simple hecho de que los criminales pueden cumplir con este precepto. ¿Quién mejor que un criminal para cuidarse a sí mismo? ¿Será que toda la sociedad deberá criminalizarse para poder garantizar su existencia? Claramente esto es un error y en países en que el Estado se ha vuelto un criminal legalizado, como en El Salvador y Honduras donde se atropellan todos los derechos humanos, la criminalidad ha aumentado en lugar de disminuir.

 Al finalizar esta reflexión, el lector tiene que caer en cuenta lo que comparto con don Walter Coto. La seguridad es una responsabilidad de cada uno de nosotros pero también es una responsabilidad de los criminales. A veces nos olvidamos que los criminales son seres humanos que responden a un cuerpo, una mente y un espíritu. Se nos olvidan sus pupilas rojas y dilatadas cuando nos encañonan y empezamos a hablar del crimen como si fuera un bicho amorfo invencible.

 Yo estoy seguro que la criminalidad en este país se puede vencer y he desarrollado una hipótesis a través de varios de mis artículos en donde intuyo que el consumismo -mucho más que la desigualdad en la distribución del ingreso- es un factor determinante de la delincuencia por cuanto ha deteriorado nuestros valores más fundamentales como sociedad. Pero no muchos quieren mirar ahí porque sería tirar piedras teniendo un techo de vidrio ya que, después de todo, ¿quién no ha gozado de las mieles de la sociedad consumista en que vivimos? Este tema lo desarrollaré a profundidad en otro artículo.

De nuevo hago un llamado a la reflexión sobre el país que queremos y les deseo a todos los lectores de El Azucarero una feliz fiesta patria este 15 de setiembre.

 

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.